Bienvenido a Transformando el trauma:
una introducción a su travesía hacia la sanación

Los traumas -las lesiones de la mente, el cuerpo y el espíritu- nos afectan a todos.

Nuestras respuestas iniciales al trauma son saludables y están diseñadas para protegernos. En primer lugar, buscamos comunicación y comodidad; buscamos y pedimos ayuda. Cuando no nos sentimos seguros y no estamos tranquilos, experimentamos la respuesta de lucha o huida. Cuando no podemos hacer frente a una amenaza abrumadora e ineludible con el mecanismo de lucha o huida ni con la respuesta de estrés, el cuerpo recurre a otro mecanismo de supervivencia que es su último recurso: la respuesta de “paralización”, que entonces toma el control.

El mecanismo de luchar o huir es una respuesta que salva la vida. Sin embargo, cuando se prolonga, estamos agitados y nos volvemos hipervigilantes; nos sentimos impotentes, nos enfadamos con poca o ninguna provocación; no podemos concentrarnos ni relajarnos al dormir, porque el sueño puede estar lleno de pesadillas de lo que hemos sufrido o de lo que podríamos volver a sufrir. Cuando nos paralizamos, nuestro cuerpo se colapsa o se pone rígido, y nuestro entumecimiento emocional puede hacer que nos alejemos de las personas que son cercanas a nosotros. Somos incapaces de encontrar alivio compartiendo nuestras penas con ellas.

Los módulos de vídeo que figuran aquí, y el programa completo que se encuentra en las páginas del libro Transformando el trauma: cómo descubrir la plenitud y la sanación después del trauma, abordan directamente el daño biológico que ha inducido el trauma y sus consecuencias psicológicas. Las técnicas que aprenderá son los antídotos contra las respuestas de lucha o huida, estrés y paralización. Restablecen las conexiones cerebrales que se han interrumpido, y promueven la integración saludable de los pensamientos y los sentimientos. Reactivan las funciones que se han visto comprometidas: la memoria, la concentración, la autoconciencia, el juicio, la inteligencia emocional y la compasión. Lo liberarán de los pensamientos continuos de desesperación y autodestrucción que lo atan al trauma.

Transformando el trauma le ayudará a descubrir recursos ocultos de energía física y mental y de esperanza, así como su capacidad de imaginar y aprovechar perspectivas y soluciones que antes podían ser impensables. También puede descubrir el tesoro del significado y el propósito, y del amor por los demás y por usted mismo que brindará calidez e iluminará todos los momentos de su vida.

CMBM: ¿Qué y quién es The Center for Mind-Body Medicine (el Centro de Medicina Psicocorporal)?

El Center for Mind-Body Medicine (CMBM) fue fundado en 1991 por el doctor James S. Gordon, profesor de psiquiatría y medicina familiar de la Facultad de Medicina de la Universidad de Georgetown, educado en Harvard, y antiguo presidente de la Comisión de la Casa Blanca sobre Política de Medicina Complementaria y Alternativa, bajo los presidentes Clinton y G.W. Bush.

En los 29 años transcurridos desde entonces, el CMBM se ha convertido en un líder mundial en hacer que el autocuidado, el apoyo de grupo y la creación de comunidades sean fundamentales para sanar los traumas y manejar el estrés, además de formar a profesionales de la salud y educar a los niños.

El CMBM se ha centrado en ofrecer soluciones innovadoras a algunos de los problemas psicológicos y físicos más complejos en todo el mundo.

El cuerpo docente internacional del CMBM, que está compuesto por 130 expertos, ha capacitado a más de 6,000 profesionales de la salud, educadores y líderes comunitarios en nuestro modelo pionero de medicina psicocorporal de autocuidado, autoconciencia y apoyo grupal; estos a su vez, integran nuestro modelo en las instituciones en las que trabajan y en las comunidades en las que viven, con lo cual se benefician millones de niños y adultos.

Meditación: crear una conciencia relajada, momento a momento sacudiendo y moviendo el cuerpo (bailando)

Meditation is fundamental to The Transformation. It is the antidote to trauma.

La respiración suave abdominal, que es una “meditación para concentrarse”, acalla la respuesta al estrés, y nos facilita el aceptar y poner en perspectiva nuestras emociones. Aumenta la actividad en el hipocampo y la corteza cerebral frontal, lo que nos permite tener perspectiva sobre nuestras emociones, para integrarlas más fácilmente con nuestros recuerdos y nuestra experiencia en curso. Cuando nuestra función cerebral se restablece gracias a la respiración suave abdominal (“Soft Belly”), podemos acallar, poco a poco, la avalancha de recuerdos dolorosos y de anticipaciones que nos causan temor. Reaccionamos menos, y respondemos más.

Al sacudir el cuerpo y moverse (o bailar), que es una “meditación expresiva”, utilizamos el esfuerzo intenso y alborotador y el movimiento libre para ayudarnos a deshacernos del estrés y la tensión, y a hacer aflorar y liberar las emociones. Esta meditación expresiva utiliza la actividad para llevarnos a un lugar de relajación, equilibrio y aceptación que es similar al que encontramos cuando hacemos la respiración suave del vientre.

Ambas meditaciones nos ayudan a descubrir que las emociones, incluso las que parecen abrumadoras, realmente van y vienen.

Dibujos: activar nuestra imaginación

Este experimento con dibujos se basa en la conciencia relajada que las meditaciones de concentración, como la respiración suave del vientre, ayudan a cultivar. Los dibujos son una de las formas más sencillas y fiables de eludir los miedos que surgen de nuestra amígdala y las dudas que limitan la esperanza de nuestro hemisferio izquierdo (el hemisferio racional). Nos dan acceso inmediato a la sabiduría intuitiva del cerebro derecho.

Los dibujos son fáciles de hacer para todo el mundo, y son una forma segura y lúdica de expresar y compartir lo que pasa en nuestro interior. Los dibujos invocan nuestra imaginación e intuición, y les permiten desempeñar un papel creativo y una guía en nuestra vida. Al hacerlo, verá que tiene la capacidad de imaginar el cambio, incluso cuando se sienta vacío de ideas o desesperado.

En este módulo, haremos tres dibujos. Solo necesita tres hojas de papel en blanco tamaño carta (8 1/2″ por 11″) y crayones o marcadores.

Imágenes guiadas: acceder a nuestro conocimiento interior

Las imágenes son el lenguaje de nuestra mente inconsciente. Cuando creamos imágenes mentales, las áreas de nuestro cerebro asociadas a ese sentido se iluminan con actividad, como si realmente estuviéramos viendo, sintiendo, saboreando, oyendo u oliendo algo en el mundo exterior.

Los centros cerebrales donde se forman las imágenes están íntimamente conectados con el cerebro límbico o emocional, que incluye la amígdala y el hipocampo, y con el hipotálamo, que controla el sistema nervioso autónomo y sus respuestas de lucha o huida y de paralización, así como los sistemas endocrino e inmune. Estas conexiones hacen posible el extraordinario poder de las imágenes para mejorar el funcionamiento físico y mental, revertir el daño que haya causado el trauma, y ayudarnos a trazar un camino hacia la sanación y la felicidad continuas.

Las imágenes vuelven a despertar la actividad del hemisferio derecho del cerebro que el trauma ha apagado o desactivado, y nos permiten utilizar la imaginación para tomar conciencia de las preocupaciones que habían eludido nuestra mente consciente, y de esa manera resolver los problemas que se habían resistido al pensamiento puramente racional.

En este módulo, haremos dos experimentos con imágenes. Este primer experimento con imágenes (la imagen guiada del limón) le dará una experiencia directa de cómo las imágenes pueden afectar su sistema nervioso autónomo y, a través de éste, su funcionamiento fisiológico. La imagen guiada del limón es un buen punto de partida si usted está experimentando por primera vez las imágenes guiadas, ya que le hace sentirse cómodo con el uso de las imágenes, y le da una sensación inmediata del poder de estas.

El siguiente experimento es con las imágenes de un lugar seguro y un guía sabio.

Las imágenes del lugar seguro pueden ser especialmente importantes para aliviarse cuando afloran recuerdos preocupantes, cuando se enfrenta a una experiencia que evoca un trauma anterior o cuando simplemente está viviendo un momento estresante. Cuando se crea un lugar seguro, se recurre a los recuerdos felices -o se imagina el fin de la angustia- para crear un lugar y una sensación de calma y paz.

Una vez que haya cultivado una sensación de calma y paz en su lugar seguro, estará listo para reunirse con su guía sabio para acceder a su sabiduría intuitiva.

Para los sanadores aborígenes, las palabras del guía sabio son una comunicación que viene del mundo espiritual. Cuando se encuentran con sus guías, algunas personas están seguras de que se están comunicando con un poder superior. La mayoría de los investigadores científicos creen que el guía sabio es un guía interior, una manifestación de nuestra propia sabiduría inconsciente, el hemisferio derecho creativo de nuestro cerebro, nuestra intuición.

Reserve veinte o treinta minutos para visitar su lugar seguro, y conocer a su guía sabio.

Diálogo con un síntoma: escribir de manera espontánea para comprender y resolver problemas

El diálogo con un síntoma, un problema o un asunto -dolor de cabeza o de espalda, aceleración del ritmo cardíaco, conflicto con la pareja, indecisión sobre la elección de una carrera, ansiedad por el coronavirus- se trata de un diálogo rápido, escrito sin detenerse a revisar, en el que usted le hace preguntas a su síntoma, problema o asunto, y este le da respuestas.

Aquí, movilizará su intuición para que le guíe hacia las respuestas que necesita. A menudo, los consejos que recibirá a través de su diálogo son prácticos: pasos que ha pensado, pero que se resiste a dar. Y a veces, un síntoma físico puede ofrecer una sutil comprensión psicológica y una guía espiritual.

Todo lo que necesitará para su diálogo es un bolígrafo o un lápiz y varias hojas de papel.

Alimentación consciente: lograr un régimen alimentario saludable y delicioso

La concentración y el aprecio que acompañan la atención plena aumentarán su placer por la comida, su consideración sobre qué alimentos comer y la cantidad que realmente desea. Comer con conciencia plena maximizará el valor nutricional de los alimentos que consume. Con el tiempo, ejercerá una influencia positiva en su elección de alimentos y en su forma de combinarlos y prepararlos.

La alimentación consciente también abre la puerta para que incorporemos la atención plena en todas las actividades de nuestra vida.

Necesitará quince minutos para este experimento de atención plena.

Escaneo del cuerpo: abrazar la sabiduría que vive dentro de nosotros

Las exploraciones corporales centran una atención relajada en las distintas regiones de nuestro cuerpo.

El viaje interior que vamos a emprender en este experimento comienza con la toma de conciencia y la relajación de un escaneo del cuerpo. Luego, nos guía hacia un territorio más profundo y chamánico que incluye la exploración activa, la indagación y el diálogo con las partes de nuestro cuerpo a las que nos guía nuestra intuición. Este viaje interior puede traerle descubrimientos sorprendentes, que sanan el trauma, y cambian la vida.

Dedique entre veinte y treinta minutos a este experimento. Después del experimento, puede dedicar un tiempo extra a pensar en lo que ha aprendido, y a anotarlo en su diario.

Plan de destrezas de autocuidado: incluirlo todo

Ha comenzado a caminar por el camino de la transformación, de convertirte en quien está destinado a ser.

Las técnicas con las que ha trabajado en estos módulos proporcionan algunas de las bases para esta travesía hacia la sanación. Puede combinarlas de la manera que considere más adecuada. En general, le sugiero que empiece por hacer con regularidad -idealmente, a diario- tanto la respiración suave del vientre (o las imágenes del lugar seguro) como el sacudir el cuerpo y bailar. Cuando surjan retos o preocupaciones -por ejemplo, la ansiedad por el coronavirus o por una relación, o la preocupación por un síntoma físico- puede utilizar las técnicas imaginativas como los dibujos, las imágenes del guía sabio y el escaneo del cuerpo para que explore estas preocupaciones y encuentre formas de afrontar, aprender de ellas y resolver los retos que presentan.

Sin embargo, lo que ha aprendido hasta ahora es sólo el principio. Es abarcador el enfoque que encontrará en las páginas de Transformando el trauma: descubrir la plenitud y la sanación después del trauma. Incluye las técnicas que ha aprendido, las amplía y las desarrolla, y le enseña a combinarlas en una práctica diaria individualizada, que cambia y mejora la vida.

Además de lo que ha aprendido hasta ahora, hay capítulos basados en la evidencia que exploran cómo otras formas de ejercicio y movimiento pueden derretir los cuerpos congelados por el trauma; cómo podemos utilizar la biorretroalimentación y el entrenamiento autógeno para lograr un control significativo sobre nuestra fisiología; y cómo la sabia elección de alimentos y suplementos puede resolver el trauma psicológico, y promover el bienestar de por vida.

También, hay capítulos sobre el acceso al poder sanador de la naturaleza y de los animales; estímulo para acercarnos a otros -familiares y amigos- que pueden acompañarnos y guiarnos en nuestra travesía hacia la sanación del trauma; y técnicas prácticas para movilizar y mejorar nuestra capacidad de gratitud, perdón y amor.

En Transformando el trauma , conocerá a personas como usted, así como a otras personas de todo el mundo que han soportado guerras y desastres climatológicos, que han descubierto posibilidades de sanación antes inimaginables, en fin, conocerá a mujeres, hombres y niños que se están convirtiendo en las personas que están destinadas a ser.

En nuestros grupos de destrezas psicocorporales, tanto en persona como en línea, y en las capacitaciones que ofrecemos cada año, puede conocer a algunas de estas personas, y a muchas otras que están integrando la transformación en su vida. Le invito a que se una a nosotros.

Ordene Transformando el trauma (titulo previo: La transformación)